Qué contenta que estaba la muñeca! Cuando la cogieron de la estantería de la tienda de juguetes y la envolvieron bien en una caja de regalo – ¡con lazo y todo! – ya sabía que aquello es lo que había esperado toda la vida. Iría…