Beneficios de enseñar a programar a los niños

Estamos viviendo en un mundo dominado por la programación. Nuestras llamadas telefónicas pasan a través de redes controladas por ordenadores, los televisores están conectados a internet, la gente ha dejado de utilizar mapas para orientarse a través de webs y podemos comprar cualquier cosa, en cualquier momento, en una tienda online.

Es evidente que el mundo es cada vez más digital, probablemente las casas de nuestros hijos funcionarán con un mando a distancia y los coches se conducirán solos y, sin embargo, ¿estamos enseñando a nuestros niños y niñas a dominar los códigos de programación?

Codificar: la “nueva alfabetización”

La programación es el lenguaje de nuestro mundo. En el futuro, no conocer el lenguaje de los ordenadores será como ser analfabetos. Por ello es fundamental que los niños y niñas de hoy aprendan a programar y este es un reto que debe asumir el sistema educativo actual.

Enseñar a programar es ofrecerles la oportunidad de decir a un ordenador, app, teléfono o página web que quieres que haga por ti. Algunos educadores o expertos lo llaman “la nueva alfabetización”, un tema tan importante, que cada niño debería tener los conocimientos básicos para poder adaptarse a los cambios vertiginosos a los que estamos sometidos en la actualidad.

Y eso no quiere decir que tengamos que formar a las próximas generaciones para que trabajen como ingenieros de programación. Se trata de promover el pensamiento computacional para resolver problemas y enseñar una nueva forma de pensar, basada en el modelo informático que te enseña cómo hacer frente a grandes problemas descomponiéndose en una secuencia de problemas más pequeños y manejables.

Es una habilidad que todo el mundo debería aprender, y ayudaría a los niños y niñas a dominar tecnologías de todo tipo, y resolver problemas en casi cualquier disciplina.

Aprender a programar a una edad temprana: beneficios y resultados

Al igual que aprender a montar en bicicleta, aprender a codificar es más fácil cuando se es joven. A partir de los 4 años ya podemos enseñar a los niños y niñas a programar. Valoremos los beneficios:

1.El código informático es el lenguaje universal del planeta
Las personas que saben cómo codificar, serán capaces de comunicarse a través de los países y culturas, ser innovadores, y resolver problemas de manera más eficiente, sin barreras que impidan su éxito.

2. Beneficios educativos
Las escuelas primarias utilizan los ordenadores para realizar pruebas y otras actividades, pero un plan de estudios en la escuela que incluya la enseñanza de la programación informática, permite a los alumnos aprender el funcionamiento interno de los ordenadores básicos.

Sólo conociendo cómo funciona un ordenador, los niños y niñas podrán conseguir que este haga lo que ellos le dicen que haga.

3. El pensamiento computacional
El pensamiento computacional es la capacidad de comunicar tus pensamientos de una manera estructurada y lógica. También es el proceso de pensar y después resolver problemas de una manera metódica que podrá ser replicado por una máquina. Los ingenieros de programación, programadores y especialistas en logística, utilizan este método de pensamiento para resolver problemas.

Este tipo de pensamiento es una combinación de las matemáticas avanzadas, el desarrollo de algoritmos y la lógica, e implica considerar un problema y descomponerlo en pasos de una sola acción.

Cada uno de estos pasos se gestiona de la manera más eficiente posible. También hay un elemento de abstracción en el pensamiento computacional, que permite a los niños y niñas aprender a pasar de una solución específica a un problema específico y generalizar a otras situaciones. El resultado es un cambio de paradigma en el pensamiento sobre cómo funciona el mundo.

4. La creatividad, fluidez de pensamiento
Los niños tienen mentes creativas. La infinidad de maneras de plantear un problema de codificación y su resolución, pueden inspirar a los niños a crecer.

Podemos enseñar a los niños que la codificación es un tipo de narración. Hay un principio lógico, un desarrollo y un desenlace de la historia y el programa. Estas habilidades también pueden ayudar a los niños y niñas en la comunicación oral y escrita.

5. Bolsa de trabajo
Las nuevas generaciones deberán saber leer y escribir en forma tecnológica para ser competitivos en el futuro mercado laboral. No programar será comparable a no saber leer, ya que la mayoría de los trabajos requieren el conocimiento de habilidades informáticas básicas.

Todo este conjunto de beneficios en el aprendizaje de la programación a una edad temprana, ayudará a los niños a obtener ventajas a nivel de pensamiento, procesamiento y comunicación. Habilidades que, más adelante, le ayudarán a ser innovador en cualquier profesión.

Además, aprender a programar es sinónimo de diversión. Los pequeños podrán programar sus propios juegos y este es, sin duda, uno de los mejores alicientes para introducir a nuestros niños y niñas en este nuevo mundo.

Fuente: FAROS Sant Joan de Déu


3a trobada “AMPAs en Xarxa” organitza CCAPAC

Benvolgudes famílies, us volem informar que hem estat convidats com a ponents en la tercera trobada de “AMPAs en Xarxa” que organitza la Confederació Cristiana d’Associacions de Pares i Mares d’Alumnes de Catalunya (CCAPAC).  La nostra ponència portarà com a títol “Comunicació i Xarxes socials”.

Compartirem les nostres experiències com AMPA innovadora en l’àmbit de la comunicació a través de les xarxes socials i internet.

Aquesta iniciativa s’emmarca dins del projecte de “AMPAs en Xarxa”

Trítip ext. AMPAs en xarxa.cdr
Trítip ext. AMPAs en xarxa.cdr


Siete claves para conseguir que tus hijos utilicen las redes sociales con seguridad

FACEBOOK y TUENTI

Las dos redes sociales más utilizadas por los jóvenes son Facebook y Tuenti. Facebook permite usuarios desde 13 años y Tuenti, desde 14. Ambas han mostrado en muchas ocasiones su compromiso con la protección de menores en la red y tienen niveles de seguridad específicos que se aplican en estos perfiles. De hecho, Tuenti modificó sus normas de uso para exigir a menores de 14 años el consentimiento paterno antes de abrirse una cuenta y realiza comprobaciones de perfiles sospechosos exigiendo el DNI a los usuarios y cerrándoles las cuentas si no lo presentan en el plazo establecido. Con estas y otras medidas se cuida especialmente la privacidad y se protegen los datos personales de estos usuarios, más vulnerables a peligros virtuales como el acoso o los engaños mediante suplantación de identidad.

CLAVES PARA UN USO RESPONSABLE

A pesar de la seguridad teórica de las redes sociales, tus hijos pueden encontrarse con personas con malas intenciones que se escudan en el anonimato o, simplemente, situaciones desagradables que no sepan manejar. Para evitarlo antes de que suceda o solucionarlo cuando el problema ya ha surgido, solo tienes que tener en cuenta algunas claves.

1. No te cierres en banda. Las redes sociales son un instrumento, una herramienta de comunicación que depende del modo en el que se utilice, no las condenes por sistema. Tus hijos se enfrentan a peligros en Internet igual que en la calle o en su vida diaria y es imposible que les protejas de todos ellos. Lo importante es que sepan reaccionar y es en este punto donde puedes ayudarles.

2. Conoce las redes sociales. No comprenderás el uso y abuso que puede hacerse de una red social hasta que lo compruebes personalmente. Crea un perfil, investiga, accede al apartado de ajustes para ver cómo se configura la privacidad (solo así podrás asesorar a tus hijos), interactúa y descubre sus pros y sus contras. Verás que pueden ser un espacio muy útil para compartir experiencias o intereses, mantener el contacto con amigos o compañeros de clase, aprender, divertirse, reflexionar, conocer la actualidad…

3. Cread o configurad juntos el perfil. Si le acompañas en el proceso de registro podrás orientarle al configurar con quién compartirá sus publicaciones, qué foto de perfil escoge, cómo selecciona y agrega a sus contactos… No se trata de que le presiones o vigiles, sino de que le ayudes a tomar decisiones correctas desde el inicio.

4. Fomenta conductas responsables. Es esencial que expliques a tus hijos los peligros que pueden surgir en las redes sociales si llevan a cabo conductas de riesgo. Edúcales para que comprendan la importancia de decisiones que a primera vista les pueden parecer inofensivas, como dar sus datos personales, publicar fotos comprometidas, compartir su ubicación de forma pública o aceptar la solicitud de amistad de un desconocido. Explícales qué es la reputación digital y pídeles que reflexionen o te consulten sobre los efectos de cualquier acción en las redes sociales, como harían en su vida normal. Videos como este o este pueden serviros para comentar estos temas.

5. Evita el abuso. Como cualquier otra norma del hogar, es recomendable establecer unos horarios o límites de tiempo para el uso de las redes sociales, para evitar que roben tiempo a las obligaciones o a otras alternativas de ocio. No es necesario imponerse, puedes negociar con tus hijos siempre que logréis un acuerdo razonable.

6. Interésate y habla sobre las redes. Presta atención a lo que hacen tus hijos en las redes sociales, demuéstrales que te importa ese artículo que han compartido o comentad la foto de las vacaciones que han publicado, como un tema cotidiano más. De esta manera se convertirá en parte de vuestra vida y, si surge cualquier problema, podrás detectarlo más fácilmente y es más probable que tus hijos lo compartan contigo.

7. Si detectas cualquier problema, actúa. Tanto Facebook como Tuenti tienen diversas opciones para denunciar o contactar con los administradores ante cualquier posible delito, actividad o contenido ofensivo. Hazlo en el caso de que encuentres alguno de estos problemas y anima a tus hijos a hacer lo mismo. Comprenderán que es responsabilidad de todos los usuarios velar por la seguridad de las redes.

Font: aulaPlaneta (Equipo Superpadres.com)


Segueix-nos en IONotice

Encara no ens segueixes a IONotice. Saps que a través d’aquesta aplicació et mantenim informat de totes les novetats de l’AMPA FEDAC Santa Coloma: notícies, activitats, avisos de darrera hora,…

És molt fàcil. Descarrega’t l’app al teu telèfon o tablet (buscant IONotice a la botiga d’aplicacions) o PC (buscant IONotice a Softonic). Una vegada descarregada busca la font AMPA FEDAC Santa Coloma i selecciona quina informació vols rebre.

Es gratuïta i no has de donar cap dada personal.

A més, també podràs seguir informacions de l’escola FEDAC Santa Coloma.

http://www.ionotice.com/ampafedacsantacoloma

ampafedacsantacoloma_ionotice


Menors a les xarxes socials, un article del 2012 que val la pena recuperar

Infància i tecnologies de la informació i la comunicació
Els experts aconsellen esperar fins als 13 o 14 anys perquè el nen creï el seu perfil
Si obre un compte, informar-lo de quines eines té i de què és la privacitat

NIO-FA1Facebook vol captar usuaris de menys de 13 anys per ampliar el seu negoci; els nens estan preparats per utilitzar aquests webs?

Facebook busca usuaris de menys de tretze anys. De fet ja en té bastants, però encara en vol més. Uns set milions de nens menors de tretze anys han obert un perfil en aquesta xarxa social a tot el món. A Espanya, més del 20% dels usuaris d’aquesta edat té un compte al web de Mark Zuckerberg, indica un estudi dels investigadors de la Universitat de Navarra Charo Sádaba i Xavier Bringué. Tanmateix, la intenció de Facebook, revelada dilluns pel diari The Wall Street Journal, xoca amb la legalitat vigent i ha aixecat polseguera entre els reguladors internacionals i defensors de la privacitat de dades. El debat torna a obrir-se: a quina edat està preparat un menor per introduir-se a les xarxes socials?

La normativa de la majoria dels països europeus, Espanya entre ells, prohibeix als menors de catorze anys facilitar informació personal amb finalitats comercials, motiu pel qual l’edat legal per obrir un perfil en una xarxa social sense el consentiment patern està establerta també als catorze. Si un nen menor vol un perfil, necessita que els pares li donin permís. Això suposadament, perquè qualsevol pot inventar la seva edat quan crea un compte en una xarxa social. Sigui com sigui, la presència de menors de catorze anys en aquestes pàgines d’internet augmenta. Un informe de l’observatori EU Kids Online, dirigit per la investigadora de la London School of Economics Sonia Livingston, assenyala que el 38% dels nens europeus de 9 a 12 anys i el 77% dels de 13 a 16 anys tenen el seu propi compte. En ocasions, els pares de nens molt petits truquen directament a la companyia i donen les seves dades per obrir un perfil als fills, assenyala Sádaba; així mateix, algunes xarxes socials apliquen mesures de seguretat extres. “A Tuenti, la xarxa social més popular entre els menors espanyols, fins i tot filtren els continguts, i si creuen que un usuari ha mentit pel que fa a l’edat i no té el consentiment patern, poden arribar a tancar-li el perfil”, afegeix aquesta investigadora. En canvi, Facebook, regida per les lleis de protecció de dades dels Estats Units, té unes normes de privacitat una mica més laxes que ara vol explotar com a estratègia per frenar la seva caiguda en borsa. Continue reading